76ers de Filadelfia avanzan al liquidar a los Nets 120-100.

179

Los 76ers de Filadelfia ganaron la serie 4-1 a los Nets de Brooklyn, en un aplastante quinto juego y avanzando a la segunda fase de los Playoffs. (Foto © AP)

 

Joel Embiid no tuvo misericordia. Atinó un triple que dio a los 76ers una ventaja de 24 puntos y agitó los brazos como todo un líder, arengando a una multitud que ya emitía un ruido ensordecedor.

De algún modo, el público en Filadelfia elevó aún más los decibeles, obedeciendo al pívot estelar, quien advierte que los buenos tiempos de su equipo comienzan apenas.

“Pensamos que podemos ganarlo todo”, manifestó.

Ben Simmons se dio un puñetazo en el pecho tras lograr una gran clavada, Embiid realizó una jugada similar, superando en toda la línea a un rival y los 76ers apabullaron el martes 120-100 a los Nets de Brooklyn para definir en cinco duelos su serie de primera ronda de los playoffs.

Filadelfia atacó sin piedad desde el comienzo del duelo, y se medirá en la segunda fase a Toronto, que selló también su boleto en la jornada, frente al Magic de Orlando.

Al igual que los Raptors, los 76ers perdieron su primer duelo de la serie y ganaron los cuatro siguientes.

“Tenemos todavía más por dar, mucho más”, aseguró el entrenador Brett Brown.

Los espectadores que llegaron tarde a la arena en Filadelfia se perdieron los momentos decisivos del encuentro, por parte de un equipo jovial que arrolló a los Nets.

Filadelfia comenzó el duelo anotando 14 puntos sin respuesta, frente al público más ruidoso que se haya reunido aquí en toda la campaña.

Embiid se olvidó de las dolencias en su rodilla izquierda y aportó seis puntos durante los primeros dos minutos, además de capturar cinco rebotes. El público pidió a coro que se le elija el Jugador Más Valioso de la campaña.

Los Sixers ampliaron su delantera a 20-2 y Simmons dejó claro que sentía el triunfo en la bolsa desde ese tremendo primer periodo. Avanzó sobre la zona pintada y volcó la cesta con la mano derecha, para poner el duelo en 32-12.

El golpe en el pecho enfatizó la jugada y el comienzo espectacular del partido.

texto: AP