Celtics aplastan a los Lakers en tercera victoria consecutiva.

162

Kyrie Irving de los Celtics de Boston durante el partido ante los Lakers de Los Ángeles, anotó 30 puntos. (AP Foto/Jae C. Hong)

 

LeBron James logró un triple-doble en menos de 28 minutos pero no bastó para que sus Lakers mantuviesen el ritmo de Kyrie Irving y unos Celtics en ascenso.

Irving fue la principal razón de ese revés en un capitulo bastante predecible de la histórica rivalidad de estas dos franquicias que van en direcciones apuestas.

Irving rubricó 30 puntos y Marcus Smart agregó 16 para Boston, que se impuso el sábado 120-107 a unos mermados Lakers, en su tercer triunfo al hilo en una gira de cuatro juegos por California.

“Lo siento por él”, dijo Irving refiriéndose a las lesiones que rodean a James. “LeBron siempre ha sido un aspirante al título. No clasificarse para los playoffs es difícil. Me lo puedo imaginar”.

Irving no alcanzó la postemporada con los Cavaliers hasta que James regresó a Cleveland en la temporada 2014-2015, por lo que conoce la historia. Pero el boleto a los playoffs no será un problema para sus Celtics, cuya temporada regular, plagada de altibajos, alcanzó un buen momento en su viaje por la Costa Oeste que finalizará el lunes con una visita a los Clippers.

“Lo que ocurre en la temporada regular apenas puedes recordarlo en los playoffs”, agregó Irving.

Boston encontró resistencia en James, quien consiguió el 80mo triple-doble de su carrera al liderar a una improvisada alineación de Los Ángeles, que no pudo contar con tres de sus titulares _ Brandon Ingram, Lonzo Ball y Kyle Kuzma _ por lesión.

Pero una serie de encestes de Irving en el tramo final aseguraron el triunfo. Tras perderse la victoria del miércoles en Sacramento, Irving también recuperó siete rebotes y repartió siete asistencias contra su excompañero, con el que ganó el campeonato en 2016.

Marcus Morris facturó 16 puntos con siete rebotes y Gordon Hayward sumó 15 puntos para los Celtics.

James cerró con 30 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes, para su séptimo triple-doble con los Lakers. El equipo ha perdido cinco seguidos y todo indica que se perderán los playoffs.