Girona hunde como visitante al Rayo.

43

Doblete del uruguayo Stuani ante el Rayo Vallecano da victoria al Girona en único juego de La Liga Santander. (Foto © marca.com)

 

El Rayo hizo todo lo posible para que el Girona se fuera con tres puntos y Stuani le saludó desde arriba, le agradeció el regalo con dos goles y puso a los de Eusebio a ocho puntos, que ya son kilómetros, por encima de la zona que marca el descenso.

Los de Míchel salieron con más ímpetu, pero empezaron a escenificar un boicot defensivo que no acabó en goleada de milagro. El Girona dio dos palos en la primera parte además del primer picotazo de Stuani, que fusiló casi en el área pequeña y con el pie un rechace de un córner. El técnico rayista es el capitán de barco que se ve con el agua al cuello, que pide a los suyos que achiquen agua y ve con asombro cómo sus marineros se dedican a hacerle más agujeros a su propia embarcación.

Pero faltaba la guinda. Al rato de empezar la segunda parte, Ba perdió la bola siendo el último hombre y agarró a Stuani. A la ducha. Lo que vino después fueron los mejores minutos del Rayo, como si le hubiera venido bien la expulsión, como si le estorbasen sus propios jugadores. Hasta que Stuani sentenció y entonces tuvimos que darnos cuenta del partido que había hecho el Girona, con Pere Pons, Granell y Douglas Luiz muy serios y con dos muros, Bernardo y Alcalá, que hicieron suspirar a Vallecas. El único muro que este año se ve allí es el fondo de Teniente Muñoz Díaz.

 

Texto: Marca.com