La número 1 del mundo Naomi Osaka brilló en el Dolphin Stadium.

84

Naomi Osaka devuelve superó a Yanina Wickmayer en la segunda ronda del Abierto de Miami, con marcador 6-0, 6-7 (3), 6-1. (AP Foto/Lynne Sladky)

 

Con el trasladó del torneo al estadio de los Dolphins de Miami, equipo de la NFL, los jugadores se están ajustando al entorno desconocido. Osaka, número uno del mundo, venció 6-0, 6-7 (3), 6-1 a Yanina Wickmayer, pero ella y Serena Williams, ganadora el día de hoy, encontraron un desafío en la mezcla de sol y sombras en el cavernoso estadio.

Osaka estuvo de acuerdo en que no valía la pena quejarse de los problemas de visibilidad. Sumó 14 aces y supo recuperarse de un bajón en el segundo set, cuando se frustró tanto que acabó azotando su raqueta.

“Aflojé un poquito”, aceptó Osaka. “Me ha costado. Creo que fue algo mental en el segundo set al ponerme a pensar en la victoria, y eso no es exactamente lo que se hacer para ganar”.

En otro resultado del cuadro femenino, la juvenil canadiense Bianca Andreescu, quien sobrevivió un match point para ganar su primer partido, alcanzó la tercera ronda al derrotar 6-3, 6-3 a Sofia Kenin 6-3, 6-3. Andreescu, de 18 años, viene de conquistar su primer título la semana pasada en Indian Wells.

La campeona defensora del Abierto de Miami, Sloane Stephens, doblegó 6-2, 6-3 a Ons Jabeur. La tres veces monarca Venus Williams fue de menos a más y venció 7-6 (4), 6-1 a la española Carla Suárez Navarro.

Texto: AP