Lewis Hamilton gana el Gran Premio de China.

186

Lewis Hamilton ganó su sexto Gran premio de China, dominando ahora la edición 2019 para guiar otro uno-dos de Mercedes. (Foto © Andy Wong/AP)

 

En las tres carreras que han marcado el comienzo de la temporada, el resultado para Mercedes ha sido el mismo: 1-2.

Lewis Hamilton ganó el domingo el Gran Premio de China, tras adelantar a su compañero Valtteri Bottas, que salía desde la pole, con un arranque más rápido desde su segundo puesto en la parrilla de largada. Fue su sexta victoria en Shanghai.

Dese 1992, no ocurría que los pilotos de una misma escudería acapararan los dos primeros lugares en las primeras tres carreras. Consiguieron entonces la hazaña Nigell Mansell y Riccardo Patrese.

“Como equipo, no esperábamos tener tres 1-2”, reconoció Hamilton.

El británico afirmó que ha habido algo de suerte, particularmente hace un par de semanas en Bahréin, cuando Charles Leclerc, de Ferrari, debió ganar si no hubiera sido por un problema mecánico en las postrimerías de la competición.

“Creo que hasta el momento, estamos cumpliendo con un poquito más de lo esperado”, opinó Hamilton.

La carrera del domingo se definió en los primeros 30 segundos.

Ése fue el tiempo que Hamilton, quien ha conquistado cinco campeonatos del mundo, tardó en tomar la punta de la carrera mediante su rápido comienzo para llevarse la 75ta victoria de su carrera.

También se colocó en el primer puesto de la general tras apenas tres carreras.

La siguiente se disputa en dos semanas en Bakú, Azerbaiyán.

El piloto de Ferrari Sebastian Vettel fue tercero, por delante del Red Bull de Max Verstappen y el Ferrari de Charles Leclerc.

“La salida fue lo que marcó la diferencia”, comentó Hamilton. “Y lo que vino después es historia en cierto modo”.

Mercedes ha ganado las tres primeras carreras _dos con Hamilton y una con Bottas_ pese a los indicios a comienzo de temporada de que los bólidos de Ferrari alcanzaban más velocidad.

“Puede ver que sigue estando muy ajustado entre todos nosotros”, dijo Hamilton. “No tenemos ni idea de cómo saldrá la próxima carrera”.

Bottas admitió que había perdido la delantera por salir despacio, mientras Hamilton le adelantaba en la primera curva para quedarse al frente las 56 vueltas.

“Creo que perdí en la salida, sinceramente”, comentó. “Es una pena lo de la salida. Son los pequeños detalles, pero es el principio de la temporada… hemos tenido tres fines de semana perfectos por ahora”.

Leclerc, de 21 años, se enfadó visiblemente al inicio de la carrera cuando el equipo Ferrari le ordenó que dejara pasar a Vettel.

El director del equipo, Mattia Binotto, dijo a la prensa esta semana que se daría preferencia a Vettel, cuatro veces campeón del mundo. Al menos al comienzo de temporada.

Pese a beneficiarse de las órdenes de equipo, Vettel no estaba satisfecho con su tercer puesto.

“Estoy contento de estar en el podio”, dijo. “Es duro. Intentamos pegarnos a ellos. Pero no pudimos. Fueron demasiado rápidos desde el principio”.

El mexicano Sergio Pérez quedó en el octavo puesto. Había largado desde la duodécima posición, y terminó obteniendo su mejor sitio en lo que va de la temporada, tras ser 13ro en Australia y décimo en Bahréin.

“Una carrera perfecta con una gran arrancada! Muy buen trabajo de todo el equipo, logramos maximizar el resultado!!!”, manifestó el “Checo” Pérez mediante su cuenta de Twitter.

La carrera en Shanghai se había publicitado como la número 1.000 en la historia de la Fórmula 1, desde la primera disputada en 1950 en el circuito de Silverstone, Inglaterra.

texto: AP